Quién Soy

Descubre cómo ha sido mi viaje hasta llegar a lo que soy ahora. 

Quien soy

mi nombre es Inma Lorente y aunque ya era canalizadora desde que tengo uso de razón suelo utilizar el péndulo en cada una de las terapias que doy, a veces por comodidad y otras veces porque así puedo estar pendiente de varias cosas a la vez.

Desde muy pequeña comencé a canalizar a tener sueños conscientes premoniciones viajes astrales entre otras cositas. Mis padres me catalogaba como una niña muy imaginativa o incluso gafe pues aquello que decía se cumplía. Ellos por supuesto no sabía nada de lo que me pasaba o de lo que yo era capaz de hacer. Así que a veces me echaban cuentas y otras veces me ignoraban.

Recuerdo siendo muy chica que le dije a mi madre que tuviera cuidado al entrar a oscuras en mi dormitorio ya que se golpearía el pie y tendría una escayola, al poco tiempo, no recuerdo cuánto, aquello sucedió y mi madre solo pudo decir que era gafe, no la culpo, ella no lo podía entender.

Aún más pequeña le decia que no quería irme a otro pueblo, que no quería irme a la casa nueva de baldosas rojas y blancas pues el suelo se abriría y a mí me daba miedo porque salían bichos aunque subiendo las escaleras estaba mi cuarto y allí estaría a salvo al tiempo ( años) mis padres se separaron y fuimos a vivir a un nuevo pueblo y a una casa con baldosas rojas y blancas y que un día al volver de la escuela esas baldosas estaban abiertas, se veían todo tipo de insectos alrededor de una gran tubería de hierro que se había roto y estaban arreglando.

Más grande comencé cómo muchos de vosotros a utilizar unas cadenas que todas las niñas llevamos colgadas del cuello para saber el número de hijos que íbamos a tener, con cuantos años nos casaríamos.

Pero yo ya sabía que decía estas cosas no debía hablar pues la gente no lo entendía así que para mis premoniciones utilizaba una cadena o una baraja de cartas Española solo eran herramientas qué excusaban que yo supiera que iba a suceder.

Con los años dejé de hacerlo aprendí a callar aquellas voces que me hablaba en el sueño o en la vigilia

Pero como cada uno tiene que aceptar su camino hace unos años tomé la decisión dedicarme a sanar a personas cuando comprendí qué mi don era la sanación. No fue fácil darme cuenta de esto ya que primero tuve que aprender a sanarme a mí misma y durante unos años tuve que poner mucho empeño en andar o simplemente en vivir.

Tras un accidente de tráfico donde me dijeron que no volvería a andar, comencé a ponerme en manos de terapeutas primero para el dolor y luego para que me ayudaran a sanarme y ellos se asombraban de la rapidez con la que sanaba mi cuerpo, mucho mas allá de lo que ellos pensaban.

Me costó aceptar este destino, dejar todo mi vida pasada y comenzar una nueva vida pero al final creo que estoy muy satisfecha con esta nueva etapa. Así que me forme en terapias alternativas primero para sanarme a mi y luego en mi nueva vida para guiar a mis sanantes en su proceso.

Pero comencé poniendo un herbolario y me costaba aceptar ser guia de otras personas cuando yo aun me estaba sanando, pero una amiga Tara me regalo un péndulo de amatista y me animo a saltar a lo desconocido. Así que ya no era yo la que hacia la adivinación o la sanación era mi péndulo. Era consciente de que no era así pero la gente lo aceptaba mejor y a mi me daba esa confianza que me faltaba.

Ya en la formación de registros akasicos me dijeron que yo venia a hablar a enseñar y esto también me costo, tengo una gran humildad y no sabia si podría o si lo haría bien. Así que tras sanar mi autoestima y equilibrar mi humildad decidí empezar a hacer talleres no muchos pues no me gusta trabajar los fines de semana.

Los talleres gustaban y veía gente crecer en ellos así que ahora un nuevo paso comenzar a poner en papel mi experiencia y así poder llegar a mas gente, no tendreis mis abracitos pero creo que os gustara. Todo se puede mejorar asi que te invito a que me digas que te parece cuando lo acabes.

Ponte en contacto

WhatsApp

Puedes contactar conmigo sin compromiso utilizando este número de teléfono y hablar conmigo vía WhatsApp

650 50 03 263

Email

También tienes a tu disposición una dirección de email donde estarás siempre en contacto conmigo sin compromiso

gea.madretierra@gmail.com

Formulario

Por último, otro método sencillo de contacto que pongo a tu disposición, es el siguiente formulario, te contactaré sin compromiso.